Domaine Henri Giraud

La familia Giraud se instaló en Aÿ al principio del siglo XVII e inició la bodega en 1625. Es la bodega familiar más antigua en Champagne todavía manejada por la misma familia. Claude Giraud representa la doceava generación de la bodega. Claude tomó decisiones fuertes para diferenciar la bodega de las demás casas de Champagne y volverla famosa dentro del mundo de la gastronomía internacional.

Domaine Giraud está situado en el pueblo de Aÿ. Este lugar tiene una historia y ubicación muy especial en Champagne. Es la unión del río Marne con la Montagne de Reims.

La reputación de los vinos de Aÿ es muy antigua. En 1887, los vinos provenientes de la región de Champagne eran denominados los “vinos de Aÿ”, y no fue sino hasta aquella época que estos vinos adquieren definitivamente la denominación “Champagne”. El rey Henri IV era un fanático de los vinos de Aÿ, tenía una parcela y se hacia llamar el “Señor de Aÿ”.

Actualmente 319 crus de Champagne tienen derecho de producir Champagne, pero solamente 17 son “Grands Crus”.

Aÿ, clasificado Grand Cru, es geográficamente el corazón de la Champagne, tanto por la calidad de sus vinos como por su historia. Sus suelos de tiza muy inclinados y profundos con exposición sur son famosos mundialmente. La montaña de Aÿ culmina a 300 metros de altura. El río Marne está justo al pie de la montaña y aporta frescura a las vides. Los suelos de tiza también juegan un papel de regulador natural de agua.

Esa combinación logra hacer Pinot Noir maduros con mucha concentración y acidez. Igualmente se producen grandes Chardonnay. Aÿ es el único Grand Cru de Champagne clasificado a la vez por sus Chardonnay y sus Pinot Noir.

¿Qué hace diferente al Domaine Henri Giraud?
La bodega está situada en el corazón de Aÿ y solamente utiliza uvas de la zona para sus vinos. En el proceso de vinificación y crianza se utilizan únicamente materiales naturales: cemento, barro, terracota, roble, pero nada de acero inoxidable. El roble que se utiliza proviene del bosque d’Argonne a 70 KM. Es la madera que históricamente se usaba en la crianza de las grandes cuvées de champagne.

Los Giraud seleccionan los arboles del bosque de Argonne que les parecen más adecuados al estilo que quieren para sus champagne y hacen sus propias barricas. Cada cuvée es fermentada y tiene un paso por barrica. La razón es que el proceso de oxidación es muy importante en la champagne para suavizar los taninos, bajar la acidez y hacer vinos con intensidad aromática pero amables al paladar.

[Pequeño paréntesis sobre el estilo de los champagnes: El viñedo de la Champagne más septentrional de Francia; Su clima es frío y húmedo y los suelos de tiza le dan una acidez natural muy alta a los vinos. Como resultado: los champagnes jóvenes pueden ser difíciles de tomar.

Una solución a eso es agregar una cantidad importante de azúcar residual. No nos parece la mejor opción porque hace muy empalagosos los vinos y altera la finura de la textura del producto final. Por lo mismo, hoy en día son populares los champagnes zéro dosage, que tienen un mínimo o nada de azúcar añadido. Pero tampoco nos parece la solución. Si los has probado, seguro notaste que son muy difíciles de tomar por lo secos y ácidos que son.

Nosotros creemos mucho en Aÿ que por su Climat (suelo / exposición) logra vinos con uvas más maduras y por consiguiente, más fáciles de tomar en su juventud sin perder nada de complejidad. ]

Volviendo al estilo Henri Giraud:

Utilización de madera en la vinificación y crianza para suavizar la acidez y redondear taninos.

La madera viene de un sólo bosque: la Forêt d’Argonne. A 90 KM de Reims y de Aÿ. La bodega tiene un programa para reforestar el bosque. Entre las acciones que llevan acabo está que por cada botella de la Cuvée Argonne vendida, una parte se dona al proyecto de reforestación.

El dosage de azúcar es de 8 gramos por botellas. Lo que hace que esté al límite entre un brut y extra brut. Mucho menos que la mayoría de la Champagne. Pero tampoco se trata de hacer vinos 0 dozage, muy ácidos y desagradables en boca.

El objetivo de la bodega es hacer grandes vinos, que reflejan el potencial de su terroir, usando métodos de viticultura y vinificación nobles y lo más natural posible. Son vinos muy apreciados y reconocidos en el medio gastronómico.

La Champagne es famosa por tener marcas muy grandes que dominan el mercado, inundando el mundo con su marketing y su branding,

Aquí tenemos una bodega familiar que todo lo invierte en su producto, cosa que se aprecia al degustar sus vinos.

fichas técnicas

ubicación