Chateau de Targé
Loire

El río Loira es tan hermoso que ha sido clasificado como patrimonio mundial de la humanidad: además de su belleza natural, los visitantes pueden admirar los hermosos castillos que yacen a sus costados. Chinon es un lugar especialmente fascinante: la ciudad parece suspendida en la época medieval.

De Chinon a Saumur hay una serie de casas hermosas de roca. Château Targé es una de ellas: fuera de la roca viven sus habitantes y dentro de la piedra permanecen los vinos. Éstos se conservan de manera adecuada debido a que las condiciones frías y húmedas del lugar son idóneas para ello.

Actualmente, Paul Ferry produce los maravillosos vinos de Château de Targé. Es un joven ambicioso y apasionado. Ha estudiado enología y convirtió al viñedo en un conducto orgánico, no sin antes enfrentarse a dificultades: 2016 y 2017 fueron años complicados, especialmente gracias a las enfermedades, lo cual provocó que sus ventas se redujeran. Pero Paul es de naturaleza alegre y pragmática y sabe que ése es el precio que se debe pagar para mejorar la calidad de los vinos del domaine.

En Saumur Champigny se cultivan dos grandes cépages: la cabernet franc y la chenin blanc. La cabernet franc es de Loira, una zona viticultora que se encuentra más al norte de Francia que Burdeos (donde también se cultivan las cabernet francs). Ahí hacen vinos frescos, con notas de frutas como la frambuesa y la mora, que evolucionan a aromas de regaliz, pimienta y violeta en los mejores terroir. Estos vinos suelen disfrutarse durante su juventud.

Por su lado, las chenin blanc, de Saumur, tienen la estatura de los mejores vinos blancos. En boca, su bouquet excepcional de flores blancas y notas tropicales parece no tener fin. Hay botellas de chenin que se pueden consumir 50 años después de su vendimia sin que el tiempo afecte su sabor. Además, la uva chenin es sensible al hongo botritis (la pourriture noble), lo que la hace seca y dulce. También se hacen vinos espumosos de esta uva utilizando el método tradicional.

fichas técnicas

ubicación